Cátedra Ignacy Sachs – PUC-SP | NEF


Deixe um comentário

Artesanias del Amazonas

Corporación Iberoamericana de Multiservicios  ®
Este documento se puede reproducir total o parcialmente, de acuerdo a los principios éticos, citando la fuente: http://artesaniasindigenas.blogspot.com/

I CAPITULO: OFERTA ARTESANAL INDIGENA

Oferta artesanal indígena del Putumayo

Oferta artesanal indígena del Amazonas

Demanda de artesanías indígenas del Amazonas y el Putumayo

B SEGUNDA PARTE: OFERTA ARTESANAL DEL TRAPECIO AMAZONICO-ETNIA TIKUNA Y WITOTO.

1. ASPECTOS GENERALES
1.1. Población
1.2. Sistema de Producción
1.3. Organización Socio- política

2. ANALISIS DOFA DE PRODUCTOS 
2.1. Fortalezas
2.1.1. Usos actuales y potenciales
2.1.2 Elementos simbólicos
2.2. Debilidades

3. MATERIALES UTILIZADOS 
3.1. Fuentes de Abastecimiento
3.2. Tecnologías

4. CAPACIDAD DE PRODUCCION 

5. CICLO DE PRODUCCION ARTESANAL 
5.1. Costos de Producción
5.2. Componentes de los Precios

CONCLUSIONES 


PRESENTACION

En esta parte se presenta la descripción y el análisis sobre los diversos productos artesanales del trapecio Amazónico, en cuanto a sus características esenciales de producción, costos y usos.

También se hace el estudio de precios durante el recorrido del canal comercial o de distribución de las artesanías Tikuna y Witoto, desde su elaboración hasta el punto de venta en Leticia como principal mercado del trapecio.

La información fue tomada entre el día 2 y el 14 de Enero de 1996, donde se llevó a cabo visitas en las comunidades indígenas que se habían contactado previamente en Expoartesanías 95. Estas comunidades fueron: Witoto del Km 11, Tikuna de San Francisco, 20 de Julio, Poso Redondo (Cocha Redonda), Macedonia, El Vergel, Santa Sofía, Nuevo Jardín, El Progreso, Resguardo Arara y Nazareth.

Se agradece a los representantes indígenas de Expoartesanías 95, quienes fueron el puente para contactar a las autoridades indígenas de cada comunidad y a los artesanos. De igual forma se agradece a Hernando Valdés y Sandra Beltrán que proporcionaron valiosos comentarios acerca de la problemática artesanal indígena del trapecio amazónico.

ASPECTOS GENERALES

El trapecio Amazónico se halla en la parte meridional de la Amazonía Colombiana. Se encuentra limitado por el norte con el río Putumayo, al sur por el río Amazonas, por el oriente con la línea fronteriza con el Brasil desde Tarapacá hasta Leticia, y al occidente por la línea fronteriza con el Perú, desde las bocas del río Yaguas en el Putumayo, hasta las bocas del río Atacuari en el Amazonas.

Tiene una precipitación pluvial anual de 2500 mm. en promedio y una temperatura media anual por encima de los 24 C. Se presentan dos períodos de mayores lluvias: durante los meses de mayo a junio y de septiembre a noviembre; los meses restantes corresponden a períodos de menor lluviosidad.

La mayor parte de los suelos del trapecio son de origen sedimentario con textura fina y arenosa. En la región aledaña al río Amazonas los suelos son poco evolucionados e inundables en su mayoría. La principal característica en todo el trapecio es que sus suelos son ácidos, de baja fertilidad y mal drenados.

Los bosques en su mayoría son altos, densos y heterogéneos con profusión de parásitas y epífitas. A veces se presentan conglomerados de la palma Canangucha en sitios mal drenados. En las riberas de los ríos pequeños y quebradas el bosque es poco denso, inundable y con abundancia de palmas (PRORADAM, 1979).

1.1 Población

En el trapecio Amazónico se encuentran diseminados los siguientes grupos étnicos: Bora, Cocama, Witoto, Tikuna y Yagua, de los cuales predominan los Tikuna en cuanto a la extensión territorial ocupada y al número de población.

Los Witoto correspondientes a la clasificación lingüística Witoto: dialectos Búe, Mika, Minika (Patiño, 1982), se ubican en Tarapacá y entre el Km 6 al 21 carretera Leticia. Los Tikuna de lengua independiente habitan sobre las márgenes e islas del amazonas, aunque provenían del interior del trapecio.

1.2 Sistema de Producción

Tanto los Witoto como los Tikuna practican la horticultura, la caza, la pesca y la manufactura artesanal.

La horticultura que practican es itinerante, realizada mediante tala, quema y siembra. Poseen chagras relativamente cercanas a sus viviendas, donde siembran principalmente yuca, plátano, caña de azúcar, maíz y frutales (Nimuendajú, 1977).

En la actualidad una familia posee sólo una chagra y se hacen recolecciones de cosecha según las necesidades y el comportamiento del mercado.

La caza ha sido siempre labor masculina utilizándose la escopeta y el arco y las flechas de gran tamaño; aunque esta actividad ha disminuido de forma importante por la desaparición paulatina de los animales de monte.

La pesca es una labor individual ya sea colocando las mallas o usando el arpón de diferentes tipos; aunque el producto cada vez resulta mas escaso por la extracción comercial, el uso indiscriminado de mallas y la violación de las vedas y tallas mínimas.

La recolección casi que ha desaparecido y sólo se recogen frutos como el coppuasu y chontaduro. El nuevo patrón de asentamientos, la transformación de malocas aisladas a poblados, ha determinado una sobreexplotación del medio circundante; lo que ha llevado a que los indígenas dependan de otras labores como la artesanal y la contratación como jornaleros (especialmente en fincas que sembraron coca en años anteriores).

1.3 Organización Socio-Política

Tanto para los Witoto como para los Tikuna el mundo natural estaba concebido como un todo, visiones que han ido desapareciendo debido a la influencia de la sociedad nacional y los continuos procesos de explotación y aculturación. Su organización social está basada en unidades de filiación patrilineal de carácter exogámico o designado como clanes. En la actualidad en las comunidades indígenas aún se conserva tangencialmente el predominio de cierto clan correspondiente a esa territorialidad. El sistema matrimonial está permitido sólo entre personas de diferentes mitades, -una mitad corresponde a los clanes de pluma y otra a los clanes de pelo-como es el caso de los Tikunas.

El desconocimiento de estas relaciones y alianzas entre mitades y clanes ha llevado posiblemente al fracaso de cualquier forma de organización artesanal.

En las aldeas Tikuna y Witoto existe el curaca, con un carácter, originalmente, cohesionador y coordinador de la vida social de la aldea, pero en la actualidad, bastante cuestionado por los mismos indígenas; estos ya no poseen la capacidad de coordinar el grupo ni la credibilidad suficiente, pues han perdido conocimientos básicos de su cultura. Actualmente el curaca es elegido mediante votación por un período de un año.

La institución chamánica entre los Tikuna y Witoto del trapecio ha ido desapareciendo por la influencia de la religión católica y protestante, y por la acción de las mismas entidades de la sociedad nacional.

TIPO DE PRODUCTOS

En estas comunidades indígenas, la elaboración de las artesanías y de los objetos de uso diario, es tan sólo una de las actividades que realizan día a día, recordemos que también esta el cultivo de la chagra, la caza, la pesca y la recolección de frutos.

Algunas artesanías, lo hacen de manera exclusiva los hombres y otros sólo los elaboran las mujeres, pero en todos los casos los realizan en sus viviendas o cerca de ellas y con materiales que consiguen en la selva, o en los alrededores de la población.

El conocimiento para la elaboración de estos productos, es un saber tradicional que se aprende de alguna manera de los mayores y a través del trabajo constante. Este trabajo para que sea de una verdadera calidad debe expresar los sentimientos y pensamientos de la comunidad y de la persona que los hace, por eso cada objeto debe ser diferente a otro, y el trabajo de una comunidad no puede ser igual al de otra.

2.1 Oficios artesanales

Con relación al tipo de artesanía elaborado por indígenas Tikuna y Witoto, se puede concluir que gran parte de ellas se concentran en el trabajo con la madera en cualquiera de sus presentaciones. (Ver fichas anexas)

Para la comunidad Witoto se trabaja en tallas de madera usando el palo de sangre como madera preferida, en trabajos como manguarés, mujeres pariendo, esculturas de muñecos de mas de 70 cm. de altura, bastones con empuñadura zoomorfa; mochilas chinchorros y sopladoras hechas de cumare; y vasijas de barro.

Para la comunidad Tikuna, que son esencialmente talladores de madera, (balso, palo de sangre y palo de cuchara), tenemos: (Ver cuadro No 1.4)

San Francisco: delfines, loros, búhos, tucanes, tigres, caimanes, culebras, máscaras de personas, de animales y peces.

Macedonia: delfines, peces y animales en general, dioses Tikunas.

El Vergel: delfines, llaveros, cerrillos, dantas, osos hormigueros, rayas, armadillos, culebras, arañas, alacranes, manatís, pirarucús, pirañas, taricayas, venados, caimanes, ardillas, chigüiros, canoas, fruteros, cubiertos y bastones.

Santa Sofía: máscaras antropomorfas y zoomorfas.

Atacuari: delfines, indígenas, chigüiros, manatís y peces.

20 de Julio: delfines, tigres, tortugas, loros, guacamayos, búhos, indígenas y peces.

Poso Redondo: manatís, delfines, canoas, armadillos, tigres, micos, caimanes, garzas, loros, guacamayos, tortugas, pirarucús y tucunarés.

Otras artesanías son las yanchamas elaboradas en macedonia, Santa Sofía, El progreso, Nuevo Jardín, Arara, San Francisco, 20 de Julio y Nazareth.

Arcos y flechas en Macedonia y El Progreso.

Collares en El Vergel, Santa Sofía, El Progreso, Nuevo Jardín, Arara, San Francisco, 20 de Julio, Poso Redondo y Nazareth.

Mochilas en El Vergel, Santa Sofía, El Progreso, Nuevo Jardín, Arara y Nazareth.

Hamacas en El Vergel, Santa Sofía, El Progreso, Nuevo Jardín, Arara, 20 de Julio y Nazareth.

Muñecos elaborados en yanchama en Santa Sofía.

Cerbatanas en El Progreso.

Tambores en El Progreso.

Robaindias en Arara y El Progreso.

Pantallas en El Progreso, Arara y 20 de Julio.

Cortinas en El Progreso, Arara, 20 de Julio y Nazareth.

Canastos en El Progreso, Arara, Santa Sofía y Nazareth.

Cerámica en Nazareth. Abanicos en 20 de Julio. Pulseras de semillas y escamas de carachamá en El Progreso.

En las fichas de artesanías anexas a este informe se presenta la identificación de la pieza tanto en su nombre indígena, como el nombre común, la forma de la pieza y sus características físicas, diferentes tamaños, materiales de elaboración, origen, características del proceso, mitos y/o leyendas asociadas; sitio de producción, la forma de manufactura de la artesanía, características demográficas del artesano, técnicas de acabado y decoración, tiempos de producción, costos, usos y estructura de precios.

1.4 CARACTERISTICAS DE LAS ARTESANIAS DEL AMAZONAS SEGUN OFICIOS

CESTERIA:  SITIOS         MATERIAS  PRIMAS TECNICAS  PRODUCTOS
TALLAS: Km 11 Nazareth Tallado Máscaras
HOMBRES Santa Sofía Tinturas Pulido delfines
El Progreso Palosangre y lijado bastones
Arara Balso Naturales bastones
Macedonia figuras
Pto Narino Zoomorfas y
antopomorfas
TEJIDOS:  
MUJERES Km 11 Nazareth Tinturas Cosido Mochilas
Nuevo Jardín Cumare chinchorros
Santa Bofia plumas, semillas y bolsos
Arara canilla
20 de Julio dientes, uñas
CESTERIA:    Km 11 Nazareth Cananguoho Tinturas naturales hexagonal Canastos
MUJERES iraca cruzado y Platos
PINTURA: Arara Yanchama Pintado Yanchamas
 HOMBRES El Progreso Tinturas
Santa Sofia naturales
Nuevo Jardín
San Francisco
CESTERIA:  Nazareth Arcilla de río Enrollado Vasijas
MUJERES San Francisco Ceniza     extractos vegetales

El oficio de las tallas en el kilómetro 11 presenta inicios de organización artesanal. En los demás oficios no existe.

2.2 Fortalezas

La principal fortaleza de las artesanías del trapecio amazónico se encuentra en su calidad y variedad. Artesanías como las tallas en madera y las yanchamas son productos que pueden tener una gran aceptación dentro del mercado nacional y extranjero. De igual forma las pantallas, cortinas, muñecos y cerbatanas tienen grandes posibilidades por su uso funcional y decorativo para los dos primeros y como juguete para los niños los dos últimos.

Las artesanías Witoto se caracterizan por la elaboración de tallas en palo de sangre con un cargado elemento mitológico. Artesanías como el manguaré, la mujer pariendo y de mujeres indígenas desnudas, no solamente atraen la atención de los posibles compradores, sino que permiten expresar elementos culturales muy propios de la cultura Witoto.

Otra fortaleza es la existencia de apoyo institucional proveniente de Artesanías de Colombia, La Gobernación, El SINCHI y el Instituto Amazónico de la Universidad Nacional.

2.2.1 USOS ACTUALES Y POTENCIALES

La gran mayoría de las artesanías elaboradas por los indígenas no tienen un uso personal por parte de ellos. Como elementos decorativos se utilizan las yanchamas pequeñas y los collares. Estos últimos solo fueron vistos en una mujer Tikuna de la Comunidad de Nuevo Jardín, elaborada en madera de palo de sangre con diseños de delfines junto con semillas.

Otro elemento de uso cotidiano es el chinchorro o la hamaca que se puede encontrar en cualquiera de las viviendas. Las sopladoras para avivar el fuego aún acompañan las labores femeninas en la cocina.

En su totalidad las tallas de madera no son utilizadas como elemento decorativo ni ritual, se elaboran con un carácter puramente artesanal. Solo las máscaras en algunas comunidades donde se celebra aún el ritual de la pelazón, tienen el carácter ceremonial.

Las mochilas se utilizan para cargar cualquier tipo de elemento a la hora de los viajes. Los canastos cargueros son de las pocas cesterías que aún elaboran y usan, sin embargo no son elaboradas con un interés artesanal.

Las yanchamas son utilizadas en los rituales de la pelazón a la hora de elaborar la rueda que identifica la casa del dueño de la fiesta y padre de la muchacha.

Los tambores con piel curtida de venado, templada con fibra de chambira sobre una caja de resonancia de corteza de madera, son de uso ritual exclusivamente en la fiesta de la pelazón. Los tambores que son vendidos son más pequeños y hechos con látex de caucho.

Los canastos de tejido tupido hechos de guaruma y canangucho son elaborados en su gran mayoría para la venta, es muy poco el uso anterior de guardar la ropa. El resto de las artesanías elaboradas tanto por Witotos como por Tikunas no tienen ningún uso dentro de la misma vida indígena.

2.2.2 ELEMENTOS SIMBOLICOS

Para las artesanías, Witoto cada una de sus obras es un reflejo de las representaciones de la historia mítica de la cultura del artesano.

El bastón sonajero /garada/ confeccionado con palo de varasanta aunque también se utiliza granadillo, normalmente se talla en una sola pieza. El recipiente en que van las piezas sueltas (piedrecillas, colmillos) se sella con brea. La garada se ejecuta tomándola por un extremo y golpeando el centro contra el hombro, al vibrar la vara, se produce el maraqueo. La garada es mencionada en los mitos por que es aquello que come todo lo malo y purifica todo, por esta razón Jutzinamuy sacó la garada como uno de los implementos de poder. De igual forma la garada sirve de protección por que se tiene la palabra, y especialmente la palabra de Jutzinamuy para que él obre y haga cumplir la ley y castigue.

El canasto /kitigai/, representa el canasto original de donde salen canastos como el jaduyu, hecho de palma de milpes, que sirve para recoger la palabra del padre. Este canasto representa la debilidad frente a la fuerza para cumplir; se utiliza para cargar cosas pequeñas. El canasto emodoyu, hecho con hojas de palma y de mayor tamaño que el anterior. El canasto jebogai es un canasto de trama muy rala, donde todas las cosas pasan de largo. Además, por contener la fuerza del yaroka, la característica de éste es que devuelve el ataque.

El abanico o soplador /dupe/, tiene dos funciones, para voltear el casabe sobre el tiesto cuando ya está asado por un lado, y para avivar la candela. Este utensilio se fabrica con la nervadura del cumare /hekina/. Se utilizan de 80 a 100 fibras, que se van entrelazando en la base, asegurándolas con el mismo material. Este instrumento es elaborado por el hombre o la mujer al atardecer mientras escuchan las enseñanzas y consejos que los abuelos imparten.

La hamaca denominada /kinai/ o /kábaji/: es una hamaca muy fina de ojales muy grandes; cuando se nombra ritualmente, quiere decir que uno ve un horizonte mas amplio. El /dópéji/ se teje con telar y es de ojo mas fino; en palabras mitológicas equivale a que las palabras no se depositan allí con seguridad; en el /yáberoji/ en cambio, las palabras ya pueden reposar tranquilas, se puede acostar con tranquilidad, no se desbarata, ni se cae. Allí se dormirá tranquilo, vigilado por los ojos del padre creador, que quedan iconizados en los ojos grandes de las manijas de los remates del chinchorro. El chinchorro nació con el indígena, por lo tanto es necesario remontarse al origen mismo de la creación, al menos a partir de la acción de aniraima, quien materializa la flema que lo atora y la convierte en el cumare.

Los collares /isife/, /zirie/, donde se colocan en el centro los dos colmillos de tigre de la mandíbula superior, apuntando a derecha e izquierda; se intercalan chaquiras o pepitas de chocho; luego se siguen colocando los demás colmillos por tamaño descendente. Se ensartan en cumare verde que es el más resistente. El collar es el emblema del abuelo, simboliza la ciencia que viene desde los ancestros, es un poder con el cual se alardea.

Las estatuas en madera y /janarai/ aparecen especialmente cuando se va a transmitir el poder a un hijo que es quien va a recibir toda la tradición. Estas se hacían con comino real, y se colocaban dentro de la maloca. Dos simbolizando al hombre y dos a la mujer; dos muestran el futuro y dos el presente; a la derecha se colocan las que representan al cacique y son el futuro y a la izquierda las que representan a la herencia. Se adornan como hombre y como mujer.

El manguaré es el tambor ceremonial de los Witoto con los cuales se anuncian ciertos rituales, en su fase de preparación. Se encuentran colgados en la parte delantera a la derecha o a la izquierda de las malocas. El dotar a la maloca con manguaré le permite convertirse en dueño de maloca y verdadero capitán o posoa, el que suena o el sonador, o sea un foco integrador del grupo local a través del ritual.

Para el caso de las artesanías Tikuna resulta mas complejo conocer los elementos simbólicos de su cultura material debido al nivel de aculturación y a la pérdida de la tradición oral por la muerte de los abuelos sabedores y por la acción de los misioneros. Los elementos simbólicos relacionados con su trabajo artesanal son los siguientes:

El principal ritual del ciclo vital Tikuna es el de La Pelazón, donde se utilizan los tambores para avisar a los invitados y para que éstos elaboren sus respectivos atuendos, que lucirán en la ceremonia: recogen la corteza de la yanchama con la que harán sus vestidos y ruedas; el balso, o pona con el que elaboran las máscaras, el tambor y el brazo del tambor; las semillas de cascabel para las sonajeras.

El día anterior a la fiesta se pintan la tela de la yanchama, la máscara y el brazo del tambor. Los disfraces son de uso estrictamente masculino.

La mujer participa en la elaboración de las canastas, hechas de guarumá que se colocan en la parte superior y por dentro del disfraz que es acompañado por la rueda; también hace la sonajera con semillas de cascabel, que se coloca en la parte inferior de un palo o en los tobillos del disfrazado.

Las tinajas hechas de barro sirven para envasar el masato y el payabaru que son las bebidas que mas circulan entre los invitados al baile y que son hechas a base de yuca.

El atuendo de la niña se hace con corteza de yanchama, pinturas vegetales y una corona adornada vistosamente con plumas.

Todos estos elementos simbólicos en los Tikunas se ha ido perdiendo paulatinamente y por tanto el significado cultural de muchas de sus artesanías están descontextualizadas.

2.3 Debilidades

Las debilidades se presentan esencialmente en aquellas artesanías elaboradas en chambira o cumare, como las mochilas, hamacas y los collares, pues el tiempo de preparación de las fibras no justifica el precio que se paga en el mercado.

Algunas tallas requieren de mejoras en el acabado y en el pulido o pintado si son de palo de sangre o de balso respectivamente. Los collares requieren de ser cocinadas sus semillas para matar las hormigas dentro de ellas; el mismo caso para las cortinas.

Las máscaras que tienen cocidas bolsas de yanchama, requieren de un mayor tamaño pues no se pueden ajustar a la cabeza promedio del mercado en Santafé de Bogotá. Los bastones requieren de menor tamaño de acuerdo al usuario y al mismo uso.

Las yanchamas requieren de mejor acabado en el cortado, en el diseño de los dibujos y en la aplicación de las tinturas que no se hace de forma pareja.

La principal debilidad de las artesanías indígenas Tikuna es la pérdida de identidad entre la obra y la cultura ancestral del artesano indígena. Se hacen muy pocas obras con un carácter eminentemente artístico y se hacen mas con un carácter comercial. Los mejores talladores de artesanías indígenas Tikuna son paradójicamente de la étnia Cocama, es el caso de Pablo Pérez y de Ruperto Awe, quienes trabajan los mitos y leyendas Tikuna para representarlos en hermosas tallas hechas en balso.

también contamos la poca efectividad de las organizaciones artesanales al desconocerse la intensa relación y el papel que desempeñan individuos de otras étnias, como los Yaguas y los Cocamas. Además, el desconocimiento del impacto que tiene aún la división clanil en la toma de decisiones. No es sencillo llegar a un consenso mientras exista la mezcla indiscriminada de individuos Tikuna sin tener en cuenta los clanes sociopolíticos.

En materia de comercialización la debilidad se deriva del poco control que se tiene sobre este aspecto; la poca valoración de la actividad artesanal y el poder monopsónico de las tiendas artesanales.

El apoyo institucional es muy disperso por el número de comunidades existentes en el Trapecio no se logra cubrir a todos los artesanos indígenas.

En cuestión de organización política, la poca autoridad del curaca y su continuo conflicto con las órdenes religiosas y los representantes civiles imposibilita el desarrollo de proyectos artesanales.

CUADRO No 1.5 FORTALEZAS Y DEBILIDADES DE LAS ARTESANIAS TIKUNA Y WITOTO


CONCEPTO FORTALEZAS DEBILIDADES


PRODUCTO * Buena calidad * Bajo nivel diferenciación * Posicionamiento en mente del consumidor * Baja calidad en algunas * Buen precio según Comunidades expectativas del * Mal terminados en algunas consumidor ocasiones


PRODUCCION * Alta capacidad * Escasez materias primas de producción en algunas comunidades * Manejo intensivo de materias primas y * Falta de herramientas materiales.


COMERCIA * Alto nivel de diver * Minimo control sobre la sificacion productos comercialización de parte * Buena promoción y de los indígenas.

LIZACION publicidad * Control monopsónico de institucional tiendas artesanales en Leticia e inexistencia de de programa de mercadeo


ORGANIZACIÓN Conformación de una *Desconocimiento de impacto ARTESANAL cooperativa en el Km de los clanes 11 que agrupa y forma * Conflicto entre autoridad consenso bajo los indígena con eclesiástica intereses de artesanos y civil. *Conflicto entre los mismos artesanos


Presencia d artesanías Dispersión y poca efectivi- APOYO de Colombia, la gober‑ dad de estas instituciones nacion del Amazonas Incoherencia en los objeti- INSTITU y ONGs en el apoyo vos institucionales, frente a los artesanos indi‑ a necesidades de artesanos CIONAL genas. Inexistencia de un plan de desarrollo artesanal coherente y efectivo


 

MATERIALES UTILIZADOS

Los Tikuna utilizan los siguientes materiales:

La chambira o el cumare (astrocaryum chambira), /agweg/. Esta planta se encuentra relativamente cerca de la población indígena. La recolección se hace en cualquier época del año y está a cargo de la mujer, quien corta el cogollo con un machete y lo traslada a su casa en donde empieza el proceso de elaboración.

La mujer coge el cogollo por la parte inferior, que mide aproximadamente 1,50 mt. y lo sacude haciendo que las hojas se separen un poco del peciolo; luego toma cada una de las hojas y las desprende. Luego coge la punta de cada hoja y con la otra mano saca la fibra. Luego se cocina en agua como 10 minutos, enseguida se lava y se extiende al sol para que se seque.

Cuando la fibra ya está seca, se procede a torcerla. Sobre su muslo coloca dos o mas fibras y con la palma de la mano derecha las va torciendo. Va formando ovillos los cuales guarda para luego emplearlos en la elaboración de hamacas, mochilas y cuerdas para collar.

Las tinturas empleadas como el achiote (bixa orellana), /ita/,el cual da un color amarillo a rojo. Se coge un ramillete que no esté muy maduro y se saca la semilla de su interior y se echa en un recipiente, agregándose agua para luego restregarlas hasta conseguir un color rojo.

El color negro se obtiene del cocimiento de hojas de /pupute/, al que se le echa greda /waimu chara/. Otros colores se obtienen de la maceración de hojas con agua: el azul se saca del /bure/; el color chocolate de /chocanari/ y el café de /om/.

El guarumá (maranta arouma), /depe/ se da silvestre en la selva y hay de hoja verde y de hoja blanca. Se coge cuando la planta está madura por parte de la mujer, llevando a la casa solamente el tallo, que tiene un largo entre 1,50 y 2 mt.

Las tiras se sacan con machete y luego se procede a sacarle la película exterior, con la cual se teje. Este material es utilizado para la elaboración de todo tipo de canastos.

La arcilla que se utiliza para la cerámica es de un color azuloso y se encuentra en las riberas de algunas quebradas. Se usa como desgrasante, la corteza de un árbol /puru/ la cual se quema y su ceniza se mezcla con la greda.

Las maderas que son mas utilizados por los artesanos Tikuna son la topa o el balso y el palosangre. El primero es de dos clases, el que es para tallar /une/ máscaras, el brazo del tambor y algunas tallas. El otro, balso de purma /duru/ es usado en la hechura del tambor /tutu/.

El que es para tallar se encuentra silvestre, donde se tumba el árbol y allí mismo se quita la cáscara e inmediatamente se lleva a la casa para ser tallado.

El palosangre que es una madera (brosimum spp) pesada y de un vistoso color, se extrae del árbol caído y se corta con hacha en bloques para poder ser transportado.

La corteza de la yanchama /ñoe/ se encuentra en estado silvestre y se recolecta en cualquier época del árbol, por el hombre, quien lo corta, le quita la cáscara al palo y lleva la corteza a su casa. Allí extiende la corteza sobre un palo y con un machacador /pomnatairum/ golpea éste para que se estire sin romperse; luego se lava y retuerce para ponerlo luego a secar al sol. Las yanchamas tienen usos como vestidos, en las máscaras, en la rueda /nachine/, como tendido de cama y como artesanía donde se pintan más que todo animales o plantas.

Las totumas o cuyas (crecentia cujete) /naue/ se siembran en parte baja. Se cosecha cuando está bien madura y se abre en dos.

Las semillas mas utilizadas en los collares son: ojo de dios o lágrimas de San Pedro (coix lachryma-jobi) /tupanaete/ la cual es silvestre y se da en todo tiempo; la mas popular es la de color gris /murueta/, que florece en verano. La pepa que no es muy grande es de color rojo y a veces traen una mancha negra. Pepa de siringa, que es grande y su color presenta vetas carmelitas. Cascabel /aru/, semilla de uso ceremonial. Tábano negro /moki/ y ojo de muñeco /bune-cara-ete/, de color negro.

Las plumas mas usadas para collares son las del guacamayo rojo /nobu/, y el azul /chara/; de loro /weu/; las de garza /koowa/ que son blancas; de tucán /tau/ de color amarillo y rojo; de paujil /nune/ que son negras. Generalmente las mujeres tienen que ir al Perú por que en el área ya no se encuentran.

Las escamas de pirarucú /dechinachicu/, la concha de caracol /meru/, y los huesos tanto de animales terrestres como acuáticos para hacer collares.

El cuero con que están cubiertos los tambores puede ser de caimán /coya/, guara /chugo/, cerrillo /nawi/, raya /nae/ y bacu /guacu/. Con el caparazón de la tortuga taricaya /tori/, se utiliza como membranófono; es atravesado por un palo de ubo (espondias mobin) /yomero/.

Por parte de los Witotos se utilizan los siguientes materiales:

La chambira para las mochilas y los chinchorros. El palosangre para las tallas en madera. El guarumá para los canastos y las sopladoras.

3.1 Fuentes de Abastecimiento

Para el caso de los Witotos los materiales se encuentran muy cerca a la comunidad. Tienen cortados árboles de palosangre y tienen madera suficiente para un año de trabajo. La chambira y las tinturas naturales las están cultivando en un proyecto piloto coordinado por la Universidad Distrital, facultad de Ingeniería Forestal. Aunque buena parte del proyecto ha fracasado por el mal uso de plaguicidas. Los indígenas proponen utilizar métodos naturales y propios.

Para el caso de los Tikunas, absolutamente todas las comunidades reconocieron que todos los materiales empezaban a escasear. Los tiempos que se destinaban a la obtención de la materia prima son los siguientes: El Progreso (una hora); San Francisco, el palosangre lo consiguen a una hora de la comunidad y otras materias primas a 30 minutos, situación que también favorece a los artesanos del 20 de Julio; Nuevo Jardín (un día); Poso Redondo (un día); Macedonia (dos horas); El Vergel (un día); Santa Sofía (un día); Arara (un día);Nazareth (un día). Esto implica ya un nivel de deforestación de las principales especies de maderas utilizadas, lo que conlleva a unos aumentos injustificados del costo de las artesanías. Algunos artesanos tienen en sus propias chagras algunos cultivos de balso y yanchama, especies que crecen más rápidamente.

El palosangre, la chambira, las plumas y los dientes de animales ya han empezado a escasear de forma peligrosa. Se requiere con urgencia proyectos coordinados por los mismos artesanos indígenas para iniciar procesos de reforestación y de cultivo en sus chagras, de árboles, plantas tintóreas y palmas de donde se obtienen la chambira y el guarumá.

3.2 Tecnologías

En la gran mayoría de las comunidades se utilizan herramientas no autóctonas como cuchillos, limas de metal, lijas, escofinas, seguetas, punzones, lija de agua y herramientas mecánicas mas especializadas como taladros.

Solo en las comunidades más apartadas de Leticia aún se trabajan con herramientas elaboradas por los mismos indígenas. En San Francisco, 20 de Julio y Poso Redondo aún se talla la madera con pedazos de vidrio, piedras, maderas cortantes, etc.

Estas tres comunidades consideraban que uno de sus principales problemas para mejorar la calidad de sus artesanías era la disponibilidad de buenas herramientas. En cambio en el resto de las comunidades no se mencionó como un problema esta situación, por que la mayoría de los artesanos disponían de herramienta comprada en Leticia.

CAPACIDAD DE PRODUCCION

La capacidad de producción se calculó teniendo en cuenta tanto el número de familias y artesanos que viven aproximadamente en cada comunidad, y el tiempo que demoran en elaborar una sola de las artesanías que mas trabajan, entonces:

Comunidad Witoto del Km 11: trabajan 17 artesanos discriminados en la siguiente forma: talladores 13, escultores 1, tejedores 14, ceramistas 1. En promedio un tallador se puede demorar un día en elaborar una talla de hasta 20 cm. y dos días para tallas mayores. Los escultores pueden tomarse hasta mas de un mes para hacer una obra de 80 cm. de altura. Los tejedores de mochilas o chinchorros demoran hasta 15 días para elaborar una mochila grande y un mes para un chinchorro.

Comunidad Tikuna de San Francisco: trabajan 13 artesanos de los cuales hay 10 hombres que tallan en palosangre y 3 mujeres que elaboran collares. Estos talladores gastan en promedio dos días para elaborar tallas sencillas hasta de 20 cm., y las mujeres demoran hasta dos días para elaborar los collares.

Comunidad Tikuna de El Progreso: existen 24 familias artesanas. Los hombres llegan a hacer cerca de 50 máscaras mensuales si trabajan tiempo completo y dos días de tiempo completo para elaborar una yanchama de 70 x 40 cm. Quienes elaboran las cerbatanas alcanzan a hacer 5 diarias y las mujeres pueden hacer dos collares sencillos al día.

Comunidad Tikuna de Nuevo Jardín: Trabajan 40 artesanos y gastan un día para elaborar una máscara, lo mismo que una yanchama de 70 x 40 cm. Alcanzan las mujeres a fabricar 10 collares mensuales si tienen madera tallada y 20 si son sencillos. Una mochila se puede hacer en un mes, y en el mismo tiempo alcanzan a fabricar 7 hamacas.

Comunidad Tikuna de Poso Redondo: Viven dos talladores y nueve mujeres elaboran collares. Para un collar se requiere de un día completo de trabajo, mientras que para una talla entre 15 y 25 cm. puede tardarse de dos tres días.

Comunidad Tikuna de Macedonia: Viven 20 artesanos en su gran mayoría hombres, donde demoran un día en hacer una talla o una yanchama bien acabada. El único escultor de la comunidad llamado Pablo Pérez de la étnia Cocama alcanza a tallar siete esculturas de 40 cm. en un mes. Existen algunas tallas como los delfines de 15 cm. que se alcanzan a fabricar en un mismo día.

Comunidad Tikuna de El Vergel: Viven 14 artesanos de los cuales 12 son hombres talladores por excelencia que tardan en fabricar una pieza de 20 cm., dos o dos y medio días, dependiendo de si tienen patas o no. Las mujeres demoran 20 días en hacer una mochila grande y el mismo tiempo para una hamaca.

Comunidad Tikuna de Santa Sofía: Viven 40 artesanos, los cuales tardan un mes en fabricar los siguientes elementos: 8 máscaras de animales, 20 máscaras humanas, 30 yanchamas de 70 x 40 cm., 40 yanchamas de 30 x 25, 5 yanchamas de 120 x 60 cm., una mochila de 30 x 35 cm, o de 50 x 50 cm., o de 40 x 45 cm., 4 hamacas y 40 muñecas.

Comunidad Tikuna del 20 de Julio: Allí viven 6 talladores y 10 mujeres artesanas. Para fabricar una talla pequeña demoran cerca de 3 días y para una grande hasta 15 días. Un collar lo elaboran en medio día.

Resguardo Tikuna Arara: Cerca de las 115 familias que habitan allí son artesanas. Elaboran 5 yanchamas de 30 x 45 en un día, una o dos yanchamas diarias de 120 x 60, una máscara diaria, una cortina grande semanal, y una cortina grande tupida quincenal, dos collares diarios, un canasto en dos días, una mochila grande mensual, una hamaca grande mensual, 5 pantallas diarias.

Comunidad Tikuna de Nazareth: Trabajan 80 artesanos en su gran mayoría mujeres que hacen una mochila grande mensualmente, 7 mujeres que elaboran collares, diez que elaboran hamacas, una sola elabora cortinas, tres que son ceramistas, diez hombres trabajan las yanchamas, 21 hombres las tallas en palosangre y 6 trabajan máscaras y esculturas grandes en balso. No fue posible recolectar la información sobre las cantidades diarias o mensuales de elementos fabricados, debido a que la reunión con los artesanos coincidía con los preparativos de un ritual de la pelazón.

Las cantidades registradas por unidades de tiempo se deben tomar con reservas debido a que los indígenas no calculan las horas estimadas para fabricar una sola de sus artesanías. Sólo tienen en cuenta la cantidad que pueden llegar a elaborar en un día o en un mes, independientemente de las horas trabajadas, además por que incluyen dentro de las estimaciones el tiempo dedicado a otras actividades.

Sin embargo, las cantidades aquí estimadas nos proporcionan una idea de la capacidad productiva en aquellas épocas en que dedican un mayor tiempo al trabajo artesanal.

CUADRO No 1.6 NUMERO DE ARTESANOS DEL AMAZONAS

  • LUGAR H M TOTAL
  • EL PROGRESO 48 48 96
  • NASARETH 16 64 80
  • NUEVO JARDIN 32 8 40
  • SAN FRANCISCO 9 1 10
  • 20 DE JULIO 14 2 16
  • POSO REDONDO 10 1 11
  • MACEDONIA 14 6 20
  • EL VERGEL 13 1 14
  • SANTA SOFIA 32 8 40
  • ARARA 58 58 115
  • KM 11 14 3 17

TOTAL 259 200 459

CICLO DE PRODUCCION ARTESANAL

Aunque no existen unos meses específicos donde se trabajan las artesanías, éstas se elaboran durante todo el año por que representan una de las principales soluciones a corto plazo para los problemas económicos de los indígenas.

Existen algunos períodos que implican un mayor trabajo en artesanías: para las comunidades cercanas al municipio de Puerto Nariño, de los meses de mayo a Junio, cuando se celebra el día del campesino y exposiciones en Puerto Nariño; en Macedonia cuando no hay tanto trabajo en la chagra, especialmente en aquellos meses entre las cosechas, aunque en octubre y noviembre llegan contratos a la comunidad para abastecer las tiendas artesanales de Leticia; en El Vergel sólo se trabaja cada vez que llegan contratos; en Santa Sofía se trabaja especialmente en septiembre, octubre y noviembre, para responder a los pedidos hechos por Artesanías de Colombia y para la Feria Artesanal de Santafé de Bogotá; igual forma sucede en El Progreso, Arara y Nazareth.

Existen algunos artesanos que trabajan en función de pedidos por la calidad de su trabajo, dentro de éstos mencionamos algunos: Ruperto y Jaime Awe ( Atacuari), Javier Pinto y Pablo Pérez (Macedonia), Crisanto Ramos (Nazareth) y Juan Flórez (Km. 11).

Las comunidades con una mayor actividad dentro de la etnia Witoto, son las del Km 11, debido a su cercanía con Leticia y al nivel de organización artesanal alcanzado.

Dentro de las comunidades Tikunas, aquellas más cercanas a Leticia son las que poseen una mayor población artesanal y variedad de elementos artísticos para mostrar. Dentro de estas encontramos a Nazareth con las mochilas elaboradas por sus mujeres; Resguardo Arara que se distingue por vender a unos precios inferiores a lo de otras comunidades; El Progreso de donde proviene buena parte de las yanchamas de la región y Santa Sofía con la provisión de máscaras de todo tipo.

5.1 Costos de Producción

Aunque los indígenas no tienen una idea acerca del costo de su trabajo, es necesario tomar una unidad de análisis que sirva para fijar una estimación en tiempo, costo de trabajo y costo de uso de materiales y herramientas en el proceso artesanal. De igual forma, cabe la aclaración que buena parte de los indígenas no contabilizan de igual forma el tiempo de trabajo de las mujeres indígenas y los hijos.

En este trabajo se utilizó como unidad monetaria y de tiempo el jornal diario en pesos de 1995, que equivale a cerca de $5.000 sin la alimentación y de $2.500 a $3.000 con alimentación. Esta unidad tiene sus inconvenientes debido a que valora por lo bajo las artesanías, ya que es equivalente a un salario mínimo mensual.

También posee sus ventajas porque representaría un ingreso mayor al artesano del que está obteniendo de las tiendas artesanales de Leticia o del Hotel en Puerto Nariño.

Antes de entrar en detalles de costos hay que aclarar que la ruta de transporte de todas las artesanías corresponde a los siguientes trayectos:

  • Km 11-Leticia $ 2.000 viaje
  • Nazareth-Leticia $ 1.000 bote de la comunidad
  • Arara-Leticia $ 1.500 bote de la comunidad
  • El Progreso-Leticia $ 2.000 bote de la comunidad
  • Santa Sofía-Leticia $ 2.000 bote rápido
  • Macedonia-Parque sin costo
  • El Vergel-Parque sin costo
  • Mocagua-Parque sin costo
  • San Martín-Parque sin costo
  • San Francisco-Puerto Nariño sin costo
  • 20 de Julio-Puerto Nariño sin costo

Aquí se puede observar que existen tres puntos para recibir las artesanías: Tiendas artesanales en Leticia, la cabaña del Parque Amacayacu y el Hotel de Puerto Nariño.

La frecuencia de estos embarques a dichos sitios se estima entre una semana a quince días dependiendo de la distancia a recorrer en bote o canoa. Las comunidades que poseen bote generalmente viajan cada semana llevando artesanías a Leticia, la única excepción es Macedonia y El Vergel que llevan a Leticia cada quince días y con más frecuencia al Parque Amacayacu, por los precios con que se ofrecen allí.

Los costos de la mano de obra y los materiales se hicieron con base en las horas destinadas para tal fin. Los valores para cada artesanía se encuentran en las fichas anexas.

5.2 Componentes de los Precios

Las artesanías indígenas Witoto y Tikuna presentan una estructura de precios dependiente de muchas situaciones, como las tendencias del mercado, el nivel de concentración del mercado, la valoración del trabajo indígena, la disponibilidad financiera de los compradores, la calidad en últimas de la artesanía.

De igual forma se hacen diferenciaciones de precios según el tipo de comprador, extranjero o nacional. También del tamaño del pedido depende el precio.

Básicamente los precios difieren según los siguientes puntos:

  • precio en la comunidad a los turistas
  • precio en Leticia, Puerto Nariño y Parque Amacayacu
  • precio en Expoartesanías

Los precios mas bajos se encuentran en Leticia y Puerto Nariño ya que las tiendas artesanales adquieren a unos precios muy bajos y en grandes cantidades para abastecer las tiendas locales y las de Santa fe de Bogotá.

Los precios con que se ofrecen las artesanías en el Parque Amacayacu son equivalentes al precio al público en Leticia y Puerto Nariño; la diferencia se encuentra en que se deja en consignación y se reconoce un 10% del precio para la persona que vende en la cabaña.

Los precios en que se venden las artesanías en la misma comunidad a los turistas son también equivalentes al precio de las tiendas artesanales y son los siguientes:

  • Atacuari: tallas de animales en balso, $5.000, indígena embarazada, pariendo o cargando un delfín, $20.000, delfín parado, $15.000, cacique con tigre en el hombro, $50.000.
  • San Francisco: tallas de $1.000 a $20.000, yanchamas y collares de $2.000, a $3.000.
  • 20 de Julio: tallas de $2.000 a $30.000, collares según tamaño de $2.000 a $3.000.
  • Poso Redondo: no venden en su comunidad por que queda a 10 minutos por trocha desde el embarcadero del río amazonas.
  • Macedonia: tallas rústicas de $2.000 a $3.000; tallas acabadas de 15 cm. a $5.000, de 25 cm. a $10.000 y de 45 cm entre $30.000 y $40.000.
  • El Vergel: tallas de 12 cm. a $5.000, y de 20 cm entre $15.000 y $20.000.
  • Santa Sofía: Yanchamas de 70 x 40 a $10.000, máscaras de animales a $10.000 y las humanas a $5.000.
  • Resguardo Arara: casi no venden en la comunidad pues queda varios kilómetros subiendo por la quebrada Arara.

Buena parte de las artesanías adquiridas en Leticia y el Hotel de Puerto Nariño se encuentran por debajo de la mitad de los precios antes mencionados, precios que no cubren ni siquiera el tiempo de trabajo requerido para su elaboración.

ALTERNATIVAS Y SOLUCIONES

Proyectos estratégicos de las Artesanías Tikuna y Witoto

Después de plantear los lineamientos de una estrategia de comercialización, es necesario tener en cuenta que se deben realizar una serie de proyectos que permitan optimizar este proceso de mercadeo. Estos son:

  • Estudiar la cultura de las comunidades Tikuna, Witoto, Cocama y Yagua, respecto a la recuperación de la tradición oral y la identidad cultural, a través de la etno educación.
  • Analizar el impacto de la variable cultural en la conformación de cooperativas artesanales en el Trapecio, en lo relacionado con la diferenciación clanil y la convivencia con los Yaguas y Cocamas.
  • Apoyar proyectos de reforestación y obtención de nuevas materias primas según la tradición indígena en las comunidades del Km 11, Nuevo Jardín, Poso Redondo, El Vergel, Sta Sofía, Arara y Nazareth.
  • Creación de talleres donde se mejore el proceso educativo endocultural y transmisión de conocimientos de artesanos a jóvenes y niños, con el apoyo de ONGs en todas las comunidades.
  • Proyectar el impacto ecológico de la actividad artesanal y posibilidades de sustentabilidad, acerca de la intensidad en el uso de las materias primas y materiales.
  • Creación del Sistema de Información Artesanal, por parte de Artesanías de Colombia.
  • Estudiar los mercados externos para artesanías de Colombia, para conocer mercados potenciales, estrategias y condiciones de mercadeo y posibles distribuidores en el exterior.
  • Impulsar relaciones públicas con todas aquellas instituciones privadas, publicas y organismos no gubernamentales que puedan sustentar el proceso de desarrollo artesanal, en especial con la gobernación del Amazonas, El SINCHI, las Universidades, las representaciones de los indígenas (ONLC, ACUTAM, Autoridades indígenas de Colombia, etc.)

CONCLUSIONES

Dentro del trabajo de campo acerca del estudio de la oferta y canales de comercialización de las artesanías del trapecio amazónico, junto con su problemática se puede concluir lo siguiente:

  • Los artesanos indígenas son concientes de sus debilidades en cuanto a mejoras en calidad, stock de materiales, precios de venta y capacidad de organización artesanal.
  • En todas las comunidades se brindó un buen apoyo y se aceptaron buena parte de las observaciones hechas como resultado del estudio de demanda realizado en Expoartesanías 95.
  • Se notó un clima muy favorable para la oportunidad de comercialización que les asegurará unos precios más justos para obtener un ingreso acorde con sus necesidades económicas y con la importancia cultural.
  • Se debe retomar la fortaleza de las leyendas y mitos para plasmarlos en sus propias artesanías. Dejar de producir a escalas y concentrarse en trabajos con un gran significado cultural y de un alto valor agregado.

El deseo de que las comunidades presenten proyectos o por sus propias iniciativas lleven a cabo trabajos que aseguren la sostenibilidad de la actividad artesanal; ello implica el reconocimiento y la importancia que esta actividad tiene dentro de la situación socioeconómica de los indígenas del trapecio Amazónico.


Invitacion a ver:

La Corporación Iberoamericana de Multiservicios  ®  es una organización sin ánimo de lucro cuya misión es la investigación y la prestación de servicios profesionales en las áreas económica, social y ambiental para mejorar la calidad de vida de la población.

Otras investigaciones de la CIM:

Oferta artesanal indígena del Putumayo

Oferta artesanal indígena del Amazonas

Demanda de artesanías indígenas del Amazonas y el Putumayo

Economía artesanal indígena Sikuani

Bogot Arte

4º Congreso Iberoamericano de Superdotación y Talento
Evaluación de Proyecto Educativo Institucional PEI

Megatendencias de Bogotá

Metamorfosis de Bogotá

Videoclip: Metamorfosis de Bogotá Región/

Bogotá-Región 2038

Bogotá: Economía de contrastes

Dinámica demográfica de Bogotá

Construcción Bogota1991

Visión y construcción de Boyacá al año 2039

Otros lazos indígenas:

Mensaje indio a la ONU
Videos

El origen del pueblo Tikuna  (trailer)

http://www.youtube.com/watch?v=zYQb4f-CaGU

Artesanías Tikunas:

http://www.youtube.com/watch?v=l6fMdfZUpZU

Tejeduras del Putumayo

http://www.youtube.com/watch?v=4TVPdAqKTdM&feature=related

Artesanías Wuitoto Km 11

http://www.youtube.com/watch?v=bNkEtl4Ides

Carnaval Inga

http://www.youtube.com/watch?v=n86dTz63rls

Valle del Sibundoy

http://www.youtube.com/watch?NR=1&feature=endscreen&v=RQHEKXl3VSI

Artesanía Sikuani en Corferias

http://www.youtube.com/watch?v=15ZRYOz0fSw

Artesanía Sikuani en Puerto Gaitán

http://www.youtube.com/watch?v=Gq5kTwsRROM


Deixe um comentário

Lançamento da nova versão do Mapa da Desigualdade da Cidade

A Rede Nossa São Paulo convida a todxs para o lançamento da nova versão do Mapa da Desigualdade da Cidade. Aberto à participação de todas as organizações e pessoas interessadas, o evento será realizado no dia 24/10, no auditório da FESPSP – Fundação Escola de Sociologia e Política de São Paulo (Rua General Jardim, 522 – Vila Buarque) – organização que apoia a iniciativa -, das 9h30 às 12h00.

Os dados atualizados a serem apresentados incluem mais de 30 indicadores, entre os quais: centros culturais, espaços e casas de cultura; gravidez na adolescência; idade média ao morrer; favelas; e acervo de livros infanto-juvenis.

O Mapa da Desigualdade mostrará, em número, a realidade de cada um dos 96 distritos de São Paulo, bem como evidenciará a diferença entre o melhor e o pior para cada um dos indicadores. Essa diferença é denominada como “desigualtômetro” no estudo.

Durante o evento serão apresentadas também sugestões e propostas de políticas públicas para reduzir as desigualdades na cidade, tendo como referência os indicadores dos melhores distritos a serem alcançados.

Clique aqui para confirmar presença no evento.


Deixe um comentário

JOVENS Um novo jeito de fazer política

Fonte: IstoÉ

O interesse em restaurar a ética e a transparência no setor público estimula jovens a criar grupos de mobilização para engajar o cidadão comum e pressionar o Congresso a fim de atender às demandas populares não só às vésperas das eleições.

Um país que confie em seus políticos e políticos que representem seus eleitores. Esse é o pensamento que perpassa a origem de todos os novos movimentos políticos que surgiram no Brasil no último ano. Eles têm como objetivo reduzir a distância entre a população e a política e são formados por jovens engajados, que fazem parte de uma geração que estudou para batalhar por uma nova democracia. Os novos grupos propõem mudanças, desenvolvem mecanismos para recuperar a ética, incentivam o surgimento de novos nomes para ocupar cargos públicos e pressionam o Congresso para aprovar as transformações que desejam colocar em prática. “O que há de novo nisso tudo é o que o desejo por uma maior participação nas tomadas de decisão vem acompanhado por novas ferramentas que nos permitem ultrapassar as velhas barreiras da ação coletiva”, afirma Ricardo Borges Martins, cientista social, articulador de diversos movimentos e coordenador do grupo Reforma Que Queremos. “A revolução digital é um marco de repercussões profundas para a democracia”, diz. É por meio dessas plataformas que os movimentos Transparência Partidária, Agora, Acredito, Bancada Ativista e Nova Democracia planejam suas ações, se articulam, cobram transparência, monitoram governos e mobilizam outros cidadãos em torno da crença de que política não se faz apenas por meio do voto.

Nos últimos anos, os escândalos de corrupção desencadearam uma forte crise de representatividade que abalou políticos e partidos. Segundo uma pesquisa que acaba de ser divulgada pela Transparência Internacional, 78% dos brasileiros acreditam que a corrupção aumentou nos últimos 12 meses. “Há um desencantamento com a política institucional e uma percepção de que todos os partidos agem de forma ilícita”, afirma Esther Solano, doutora em ciências sociais e pesquisadora da Unifesp. Mudar esse quadro exige novas formas de atuação, capazes de vencer a inércia e o ceticismo que abala parte da sociedade. Um levantamento do Instituto Update mapeou 700 iniciativas que reduzem a distância entre a sociedade e o poder público em toda a América Latina. O grande diferencial desses novos grupos é que eles se estruturam sem as inclinações político-partidárias de antes. Preocupados em transformar temas complexos em assuntos palatáveis, se empenham em facilitar o acesso da população às instâncias políticas. “Eles desejam reconstruir a cultura política de uma forma inovadora e têm a missão pedagógica de mostrar que o cidadão é parte desse processo”, diz Esther. Ao mesmo tempo em que nunca houve tantos meios de cobrar transparência da classe política, a dúvida sobre “quem nos representa” é cada vez mais evidente. “Entre o prometido e o executado há um trajeto de quatro anos e uma falta de capacidade para monitorar as ações dos governantes”, afirma Wagner de Melo Romão, cientista político e pesquisador do Núcleo de Pesquisa em Participação, Movimentos Sociais e Ação Coletiva da Unicamp. “Existe uma clara tendência de que o Estado deve se abrir”, diz.

“Eles desejam reconstruir a cultura política de forma inovadora e têm
a missão pedagógica de mostrar que o cidadão é parte desse processo”

Esther Solano, cientista social da Unifesp

TRANSPARÊNCIA

Com 50 mil apoiadores em todo o País, o Movimento Transparência Partidária transformou os debates sobre reforma política em formas de fiscalização de partidos políticos. “As legendas são financiadas com o dinheiro público e o processo de prestação de contas é muito rudimentar”, afirma Marcelo Issa, 35 anos, advogado, cientista político e coordenador do grupo. O movimento realizou um estudo sobre os cinco maiores partidos do País – e as descobertas impressionam. Dos R$ 738 milhões disponíveis para o fundo partidário em 2016, 34,8% se concentraram nas mãos das três maiores legendas. A prestação de contas é enviada ao Tribunal Superior Eleitoral até hoje em papel. Em 2017, o TSE ainda se debruça sobre documentos de 2011. “Isso precisa estar disponível de forma padronizada na internet”, diz Issa. Após coletar milhares de assinaturas, o grupo montou uma frente parlamentar pela transparência partidária, que lançará um ranking das legendas no primeiro semestre de 2018. “As pessoas precisam saber de que forma o dinheiro é usado. A transparência é a contrapartida mínima que os governantes devem oferecer, já que estão sendo vistos como os principais atores da corrupção dos últimos anos”, afirma Issa.

Também com o objetivo de “revisar as regras do jogo”, nasceu em dezembro do ano passado o Nova Democracia. O grupo, que não se identifica com correntes ideológicas específicas e não tem ligação formal com partidos, quer aproximar o cidadão comum da política. “A demonização da política vem do afastamento das pessoas que estão no poder, por isso queremos inaugurar um novo ciclo democrático”, afirma Marina Medeiros Helou, 30 anos, administradora pública e uma das coordenadoras do movimento. Em março desse ano, o grupo lançou uma carta de princípios na internet que reuniu 470 apoiadores. Além de esclarecer como funciona o sistema político, os integrantes do movimento vão a Brasília acompanhar a evolução das decisões do Congresso. Esse ano, o grupo pressionou para que não fossem aprovados o distritão (facilitaria a reeleição dos atuais deputados) e o fundão, ou Fundo de Financiamento da Democracia, que previa R$ 3,6 bilhões para financiar campanhas. “Mobilizamos quase 30 mil pessoas que escreverem e-mails para deputados contra o avanço dessas medidas.” Outra ideia é trazer para o Brasil o modelo de “voucher político”, já bastante discutido nos Estados Unidos. O valor atual do fundo de financiamento partidário de R$ 1,7 bilhão seria dividido por todos os cidadãos e cada um saberia o destino do dinheiro doado. O objetivo é tornar o financiamento público uma ferramenta mais democrática.

ATUAÇÃO PRAGMÁTICA

Modificar a cultura política de forma suprapartidária e ainda mais participativa é a ambição desses novos militantes, que enxergam a tecnologia como aliada para exercer a cidadania. “Esses movimentos ganham força em uma sociedade cada vez mais conectada, com dinâmicas menos dependentes de estruturas tradicionais de poder e com uma demanda universal por abertura e transparência”, diz Martins. São coletivos com menos coesão ideológica e mais pragmatismo e autonomia. Em julho, um grupo de amigos de diferentes vertentes ideológicas lançou um manifesto na internet convocando uma nova geração para renovar a política. “Percebemos que existe uma demanda reprimida na população, sobretudo, nos jovens”, afirma José Frederico Lyra Netto, 33 anos, consultor, engenheiro e co-fundador do movimento Acredito. Em poucos meses, o grupo já reúne 25 mil seguidores nas redes sociais, possui um núcleo nacional formado por 50 pessoas e uma rede de mil voluntários em todo o País. “Somos um movimento que pretende apoiar causas independentemente de partidos”, diz Lyra Netto. O coletivo criou uma metodologia própria para incentivar pessoas a conhecerem a política. Com integrantes ativos em dez estados, eles promovem reuniões temáticas: em setembro, abordaram a reforma política, em outubro, a reforma da previdência. Voluntários questionam moradores sobre quais os problemas de cada região e as políticas públicas mais adequadas. “Com isso, muita gente pode se descobrir politicamente.” O movimento criou, então, um modelo de seleção prévia para escolher 30 pessoas que desejam se candidatar. Elas serão apoiadas com visibilidade e formação até antes das campanhas. “Queremos encontrar cidadãos que queiram se arriscar, afinal o Congresso deve ser o espelho da sociedade”, afirma Lyra Netto.

RESGATE DA CONFIANÇA

Nessa mesma linha nasceu também o Agora, movimento que busca soluções para temas como segurança, educação e sustentabilidade. O nome reflete a urgência das mudanças em um ambiente de efervescência. Os integrantes percorrem diversos estados para fazer as “blitz Agora”: questionários que tentam mapear os problemas locais para então propor soluções. “Precisamos de professores, empreendedores e profissionais liberais na política”, diz André Barrence, 33 anos, membro do grupo. A ideia é não apenas para resgatar a confiança da sociedade como impedir que política seja um reduto permanente dos mesmos nomes e grupos de interesse. Essa é também a intenção da Bancada Ativista, criada em 2016. O nome foi escolhido em alusão às bancadas que ocupam as casas legislativas. “Nosso objetivo é ajudar a eleger ativistas por meio de campanhas colaborativas e pedagógicas que fujam dos vícios da política atual”, afirmam os criadores da Bancada. O grupo organiza ações presenciais e digitais para reunir em um mesmo espaço cidadãos comuns e pessoas que tenham interesse em se tornar candidatos. Também se posicionam contra o fundão e o distritão e levantam a bandeira das candidaturas independentes de partidos políticos, mudança que vem sendo analisada pelo Supremo Tribunal Federal.

Ainda que a tecnologia seja o grande diferencial desses novos coletivos para ampliar o alcance e as formas de exercer a cidadania, nada substitui a troca de ideias em campo. Desde 2014, a Virada Política vem abrindo espaço para discussões. Trata-se de um evento que ocorre em dois dias, em novembro, com a participação de dezenas de coletivos. Mais de 80 grupos estão inscritos para a próxima Virada – e a organização estima que o número de participantes deva chegar a 5 mil só em São Paulo. O encontro ocorrerá também em Brasília, Rio de Janeiro e Recife. “A política tem estado mais na boca das pessoas desde 2013, mas isso não quer dizer que o debate tenha se qualificado, por isso o objetivo da Virada é melhorar a cultura política”, afirma Maísa Diniz, 29 anos, administradora pública e uma das organizadoras. De caráter didático, o encontro busca tornar as pessoas mais conscientes de seu poder de participação. Um exemplo é mostrar como a população pode cobrar ações de vereadores em áreas como saúde, educação e transporte.

Agora, esses movimentos reúnem todos os esforços para tornar o debate mais qualificado em 2018, mas ainda assim as dificuldades a serem enfrentadas não são poucas. “Será um período interessante para verificar o posicionamento de cada um deles em um ambiente extremamente polarizado”, diz Romão, da Unicamp. “O grande desafio, porém, será ir além do temporário e construir uma atuação contínua.” Na prática, segundo o especialista, mudanças políticas requerem tempo para se consolidar. Além disso, esses coletivos terão de enfrentar representantes já bem instalados em suas bases de eleitores e grupos políticos com recursos econômicos – o que lhes impõe o desafio de ultrapassar a efemeridade. No que depender dos novos movimentos, disposição e planejamento não vão faltar. “Precisamos, com urgência, superar a onda de intolerância que vem se intensificando no País desde 2014”, diz Martins. “E o que os movimentos têm mostrado é que problemas da democracia só serão resolvidos com mais democracia. A solução para a política é mais política, e não o contrário.”


Deixe um comentário

InContext 87 La tecnología pone en jaque los monopolios, la discrecionalidad y la intermediación

Fonte: Avina

Las tecnologías de la información y comunicación (TIC) puestas al servicio de la ciudadanía, tienen un efecto disruptivo en la forma en que se genera, gestiona y distribuye la información. Cuando se las utiliza para masificar el libre acceso a la información pública rompen con la discrecionalidad de los gobiernos para comunicar sus decisiones, acciones y sus resultados. Cuando las TIC ayudan a articular a los ciudadanos en torno a causas eliminan el rol de intermediario que ejercen las organizaciones de la sociedad civil. Y cuando se las utiliza para que cualquier persona pueda visibilizar datos y hechos debilitan el monopolio de acceso, gestión y distribución de la información del cual gozaban los medios de comunicación. La tecnología obliga a instituciones y profesionales a un profundo replanteo de su rol y formas de colaboración para continuar agregando valor a la sociedad.

Gobierno Abierto y de acceso democrático

El libre acceso a la información pública es el primer paso hacia un gobierno transparente, pero no es el único. Solo cuando el ciudadano adquiere la capacidad real de generar, gestionar, distribuir y consumir información de interés público para mejorar su calidad de vida es que se cierra el círculo y se convierte a los datos y hechos en conocimiento. Este es el caso del uso de la tecnología para democratizar el acceso a los datos de salud en Uruguay.

En ese país, el Seguro Nacional de Salud (seguro médico obligatorio) está a cargo de empresas privadas además de las públicas. Al no existir una institución estatal centralizada que preste este servicio, los ciudadanos pueden optar por la empresa que mejor responde a sus necesidades y preferencias, lo cual supone una ventaja competitiva tanto para el ciudadano (que elige la opción más adecuada para sí y su familia) como para el prestatario (que cuanto mejor servicio ofrece más clientes capta y fideliza). Para favorecer la libre competencia, el Ministerio de Salud Pública puso a disposición de cualquiera que lo solicite los datos de las empresas prestatarias, junto a los reportes y las opiniones sobre la calidad del servicio que prestan. Los usuarios del sistema pueden verificar estos datos una vez al año y tienen la posibilidad de cambiar de proveedor de seguro sin otro pre-requisito que solicitarlo.

Inicialmente, la información sobre las empresas prestadoras de salud solo era accesible en formato físico (papel), y se encontraba disponible en una dependencia del mencionado ministerio. No fue hasta la implementación de una política de gobierno electrónico que fue posible acceder digitalmente a los reportes (en formato de datos abiertos), facilitando el acceso a los mismos y permitiendo analizar las tablas estadísticamente para encontrar al proveedor ideal. Sin embargo, esto no solucionó la cantidad de habilidades técnicas y conocimientos que necesitaban poseer los usuarios para establecer comparaciones entre las diversas opciones disponibles. Se trataba de una habilidad restringida a ciertas profesiones y a ciertos sectores académicos. En la práctica, el acceso a esta información –aun siendo abierta al público- era limitado: hasta el año 2014, de un total de 1.500.000 ciudadanos que utilizan el seguro médico obligatorio en Uruguay, solo unas 500 personas por año solicitaban información en el ministerio.

No fue hasta el 2015 que -gracias a una colaboración entre el Ministerio de Salud Pública y la organización social D.A.T.A., con el apoyo de la Agencia para el Desarrollo del Gobierno de Gestión Electrónica y la Sociedad de la Información y del Conocimiento (AGESIC), la Iniciativa Latinoamericana de Datos Abiertos (ILDA) y el Fondo Acelerador de Innovaciones Cívicas– se desarrolló una tecnología cívica llamada ATuServicio.uy, que efectivamente democratizó el acceso a la información sobre las empresas prestadoras de servicios de salud. ATuServicio.uy analizó comparativamente a las prestadoras de salud, puso a disposición de los usuarios la información de manera clara y comprensible y como resultado se elevó el número de consultas anuales a más de 60.000. Existe evidencia de que las tablas comparativas han tenido una incidencia verificable en reducir el costo de algunos de los servicios prestados, demostrando el efecto positivo en la competitividad que genera el acceso democrático a la información

De esta manera, la tecnología cívica potenció la alianza entre gobierno y sociedad civil para que la discrecionalidad en el manejo de la información se transformara en información pública que genera conocimiento colectivo y una ciudadanía informada capaz de optar por aquello que mejora su calidad de vida.

Transparencia gubernamental a pesar de gobernantes opacos

No obstante, no siempre la democratización del acceso a la información pública se construye desde la propia acción del gobierno. Casos como el de Uruguay reflejan un compromiso con la transparencia que no siempre se produce. En México, por ejemplo, gracias a la política de gobierno abierto -desarrollada un lustro atrás- el libre acceso a la información pública ha favorecido una mayor transparencia gubernativa, que desafortunadamente no ha sido aprovechada por todos los gobernantes para luchar contra la corrupción. En estos casos, el uso de la tecnología puede ayudar a entender que una mayor transparencia beneficia a todos, incluidos los propios gobernantes. Este es el caso de la Transparencia en Publicidad Oficial.

En un sistema democrático, la publicidad oficial se funda en el derecho a saber de la población y la obligación de los gobiernos de informar, explicar y justificar sus decisiones y actividades. Por este motivo, la publicidad oficial debe sustentarse bajo los criterios de claridad, objetividad, equidad y no discriminación. A pesar de ello, en México la publicidad oficial se ha constituido en un mecanismo imperceptible para restringir el flujo de ideas e información. Se ha convertido en una de las principales formas de censura sutil.

La falta de criterios claros y objetivos, así como lagunas en el marco regulatorio para la distribución de la pauta gubernamental permitieron que la relación entre algunos entes de gobierno local, estatal y federal y los medios de comunicación se viera afectada estructuralmente, al punto de que aquellos medios que dependen económicamente del gobierno para su sostenibilidad ya no son fuentes de información creíbles.

Para desactivar este círculo vicioso de compra de silencios con fondos públicos, FundarArtículo 19 y el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI), con el apoyo del Fondo Acelerador de Innovaciones Cívicas, se aliaron para: a) diseñar los estándares nacionales para divulgación de datos sobre uso de fondos públicos para publicidad, b) desarrollar la plataforma cívica Publicidad Oficial, y c) para impulsar adecuaciones a la Ley General de Publicidad Oficial que tornaran obligatorio para todos los estados de México reportar sus gastos con el estándar y la plataforma desarrollados. El impulso de estas acciones ha generado un espacio de transparencia pública que combate la censura indirecta y contribuirá a asegurar la libertad de expresión en el país.

Sociedad Civil auto-organizada

La tecnología también puede ayudar a re-organizar la sociedad civil para ser más eficaz en el impulso de sus causas y reclamos. Un claro ejemplo de esto es el uso de plataformas sociales para apoyar a las personas cuyo trabajo consiste en denunciar y perseguir actos de corrupción, tal como sucedió con el fiscal José María Campagnoli en Argentina.

A mediados del año 2013, el fiscal Campagnoli fue suspendido en sus funciones y se le inició un juicio político bajo la acusación de mal desempeño en sus funciones. La denuncia no estuvo exenta de tinte político, pues en aquel momento el mencionado fiscal se encontraba investigando al empresario Lázaro Báez como supuesto testaferro del ex presidente Néstor Kirchner y como uno de los principales implicados en lo que se conoció internacionalmente como la Ruta del Dinero K, una trama de lavado de activos financieros atribuida al entorno presidencial de los gobernantes Cristina y Néstor Kirchner.

Ya en 2014, a siete meses de la suspensión y a punto de consumarse su remoción permanente a través del juicio político, un ciudadano preocupado por la independencia del Poder Judicial creó una petición en el sitio Change.org con la intención de que la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires declarara persona ilustre al fiscal Campagnoli como contrapunto público de la persecución que estaba sufriendo por investigar al poder político.

Gracias a la plataforma tecnológica, este ciudadano -invirtiendo tan solo 18 horas a lo largo de un mes- reunió más de 100.000 firmas y contribuyó para que la Legislatura otorgara la distinción. Un mes después, no se avanzó con el juicio político y el fiscal Campagnoli fue restituido en sus funciones. En la actualidad, Lázaro Baez se encuentra en prisión esperando por el juicio oral donde se tratarán los delitos investigados por Campagnoli.

La tecnología usada como herramienta para la participación cívica permite que la sociedad civil se auto-convoque en torno a causas y se movilice para garantizar el cumplimiento de la ley por parte de sus gobernantes. Estos avances tecnológicos hacen que la intermediación de las organizaciones sociales ya no sea imprescindible para incidir en la vida pública. Ello las obliga a repensar la forma en que agregan valor a partir de la incorporación de la tecnología a sus prácticas y entender cómo continuar impactando offline (es decir presencialmente en las instituciones públicas) y al mismo tiempo intervenir online (es decir virtualmente a través de redes sociales o aplicativos).

Libre acceso al monopolio de la información

Otro sector que debe repensar su rol es el de los medios de comunicación. Las TIC convierten al ciudadano (munido de un teléfono celular, una memoria USB o una cámara fotográfica) en un productor de información de interés público.

Son frecuentes los relatos periodísticos que ya no son producidos por los medios. Cuando los medios independientes fueron cerrados por el gobierno, los ciudadanos venezolanos fueron los que ilustraron la violencia de las represiones policiales y para-militares durante las continuas manifestaciones en favor de la democracia en dicho país con sus cámaras fotográficas.  Fueron también los habitantes de la ciudad de Ferguson los que dieron visibilidad a la brutalidad con que la policía de esa ciudad trataba a sus ciudadanos afroamericanos por el simple hecho de pertenecer a un grupo étnico.

Este hecho demuestra que los periodistas tendrán que ser mucho más creativos para generar noticias que sean desconocidas por el lectores, oyentes, televidentes o usuarios de redes porque gracias a los avances tecnológicos, a la circulación masiva y al acceso público a la información, los contenidos ya no son generados solamente por los medios tradicionales de comunicación y los periodistas perdieron el monopolio de acceso a datos o a hechos que ostentaban hasta ahora.

La tecnología como oportunidad

Si queremos seguir progresando hacia sociedades más justas, equitativas y transparentes los gobiernos, periodistas y organizaciones sociales deberán incorporar la tecnología de la información y las comunicaciones a la institucionalidad democrática, a sus prácticas profesionales y a sus impactos sociales. No se puede alcanzar la deseada sustentabilidad en sociedades digitales con instituciones y prácticas analógicas.

Los desafíos que enfrentan los actores públicos para contar con políticas de acceso a información pública y bases de datos abiertos que sean fiables son al mismo tiempo oportunidades para demostrar que la tecnología relativiza el valor actual de los sectores que hasta ahora han gestionado discrecionalmente la información, y les ofrece la posibilidad de aumentar su credibilidad y legitimidad de gestión incorporando la tecnología a sus prácticas lo que tornará al acceso a la información en más justo, equitativo y democrático.


Deixe um comentário

Periodismo y Género. Cómo informar y producir contenidos periodísticos desde una perspectiva de derechos

Fonte: FLACSO

generoyperiodismo

La inequidad de género y la violencia hacia las mujeres está tan naturalizada en la sociedad que en los medios de comunicación se vuelve cotidiana. A partir de movimientos como Ni Una Menos y reclamos masivos, se exige al periodismo y a los medios de comunicación que informen responsablemente y comprendan la complejidad de la violencia machista.

La otra cara de la violencia de género es la discriminación histórica de las mujeres en la sociedad. La desigualdad no solo se expresa a través de la violencia física, atraviesa todos los ámbitos y se ve con claridad en la división sexual de roles en nuestra sociedad, la brecha salarial entre varones y mujeres, la falta de igualdad de oportunidades y los estereotipos de género.  Los medios son espejo pero deberían recorrer otro camino.

La culpabilización de las victimas de femicidios, la información incompleta sobre casos de abuso, la publicación de fotos de mujeres mostrando su intimidad, su cosificación, el no detectar en relatos de oyentes casos de violación son ejemplos de prácticas que se replican en diferentes medios. El objetivo de este curso es brindar las herramientas necesarias para que los y las comunicadoras puedan contribuir a desarmar ese caldo de cultivo, cultural, que favorece las violencias machistas –más y menos sutiles—y puedan informar con mayor responsabilidad.

En las clases se pondrá la mirada en cómo incorporar la perspectiva de género en las coberturas periodísticas sobre distintos temas: no solo cuando hablamos de violencia de género, también en la economía, la política y el deporte. Además, se darán herramientas para escribir y producir contenidos de radio y televisivos con enfoque de derechos, cuando se informe sobre femicidios, derechos sexuales y reproductivos, noticias vinculadas con la comunidad LGBT, con niñez y  juventud. En definitiva, proponemos pensar el periodismo desde una perspectiva que sintonice con el fuerte reclamo social contra la inequidad de género, en tiempos en que las audiencias están cada vez más críticas frente a discursos que estigmatizan a las mujeres y a las personas con identidades sexuales disidentes.

 


Deixe um comentário

Desafio “Dai pão a quem tem fome” conquistado por uma menina de 14 anos

Na cidade de Joinville houve um concurso de redação na rede municipal de ensino. O título recomendado pela professora foi: ‘Dai pão a quem tem fome’. Incrível, mas o primeiro lugar foi conquistado por uma menina de apenas 14 anos de idade. E ela se inspirou exatamente na letra de nosso Hino Nacional para redigir um texto, que demonstra que os brasileiros verde amarelos precisam perceber o verdadeiro sentido de patriotismo.

Leiam, e se emocionem assim como eu, o que escreveu essa jovem. É uma demonstração pura de amor à Pátria e uma lição a tantos brasileiros que já não sabem mais o que é este sentimento cívico.

Eis o que a garota escreveu:

Certa noite, ao entrar em minha sala de aula, vi num mapa-múndi, o nosso Brasil chorar: O que houve, meu Brasil brasileiro? Perguntei-lhe! E ele, espreguiçando-se em seu berço esplêndido, esparramado e verdejante sobre a América do Sul, respondeu chorando, com suas lágrimas amazônicas:

– Estou sofrendo. Vejam o que estão fazendo comigo… Antes, os meus bosques tinham mais flores e meu seio mais amores. Meu povo era heroico e os seus brados, retumbantes. O sol da liberdade era mais fúlgido e brilhava no céu a todo instante. Onde anda a liberdade, onde estão os braços fortes? Eu era a Pátria amada, idolatrada. Havia paz no futuro e glórias no passado. Nenhum filho meu fugia à luta. Eu era a terra adorada e dos filhos deste solo era a mãe gentil. Eu era gigante pela própria natureza, que hoje devastam e queimam, sem nenhum homem de coragem que às margens plácidas de algum riachinho, tenha a coragem de gritar mais alto para libertar-me desses novos tiranos que ousam roubar o verde louro de minha flâmula. Eu, não suportando as chorosas queixas do Brasil, fui para o jardim. Era noite e pude ver a imagem do Cruzeiro que resplandece no lábaro que o nosso país ostenta estrelado. Pensei… Conseguiremos salvar esse país sem braços fortes? Pensei mais…. Quem nos devolverá a grandeza que a Pátria nos traz? Voltei à sala, mas encontrei o mapa silencioso e mudo, como uma criança dormindo em seu berço esplêndido.